Dedicada a cambiar vidas  

Future Maker Oriana Méndez

Después de haber dejado su país natal para trabajar en Siemens Argentina, Oriana estaba ansiosa por devolver algo al pueblo venezolano, por lo que creó una fundación que ha cambiado la vida de miles de personas. 

Al rememorar su infancia en Venezuela, Oriana Méndez Torrez tiene muy buenos recuerdos- explorando playas, navegando con su padre y jugando al fútbol. Pero esas experiencias positivas fueron muchas veces eclipsadas por la difícil situación política del país. “Al crecer, uno de los más significativos recuerdos que tengo es que estábamos gobernados por la Junta de Gobierno Juvenil". “Por lo tanto, era muy consciente de que era importante luchar por mis ideales, luchar por mis sueños."

 

Después de graduarse en administración de empresas y comenzar su trabajo en Siemens Venezuela, Oriana tenía 26 años cuando se le ofreció la oportunidad de desarrollar su carrera profesional ocupando un puesto similar dentro del equipo financiero de Argentina. Eso fue hace tres años y, durante ese tiempo, Oriana ha estado trabajando en algo más que su papel como Comercial Controller.

                                                                                                                   

Junto a su pareja, fundó “Venezolanos Emigrantes en Argentina”, una fundación dedicada a apoyar a otros venezolanos que llegan al país. "Vine aquí con la ayuda de Siemens. Pero muchas personas de mi país, e inmigrantes de otros países, llegan en situaciones difíciles", dice.

  "Estás lejos de lo que conoces, y eso significa que tienes que crear una zona de confort todos los días”.

En el trabajo, Oriana se ocupa de presupuestos y previsiones, y garantizar las innumerables tareas administrativas relacionadas con el mantenimiento de turbinas de gas para que se lleven a cabo de manera rápida y eficiente. En pocas palabras, su rol exige que esté organizada y preparada para lo que el futuro pueda traer. Y en ese sentido, no está muy lejos del trabajo que hace en la fundación.

 

 

Una mano amiga 

Desde asegurar un trabajo y obtener acceso a la atención médica, hasta convertirse en residente, los recién llegados a la Argentina se enfrentan a muchos desafíos y Oriana busca ayudarles a superar todos y cada uno de los obstáculos que podrían enfrentar en el camino.

 

"En su mayoría ayudamos a las personas a encontrar la información correcta para que puedan emigrar responsablemente a Argentina y otros países", dice. "Muchas personas llegan con una condición vulnerable, por ejemplo, podrían estar mal o necesitar un apoyo gubernamental, es por ello que le brindamos un asesoramiento personalizado".

 

Es un gran desafío y es probable que sea aún más demandado a medida que el país de origen de Oriana siga enfrentando tiempos tumultuosos. "La diáspora venezolana no es un secreto para el mundo. Estamos proporcionando ayuda en lo que es una emergencia humanitaria", dice Oriana, que se basa en sus propias experiencias de llegar a un nuevo país para comunicar su enfoque y ayudar a los demás.

 

 

“Crecí siendo consciente de que era importante luchar por mis ideales. Para luchar por mis sueños”.

Después de haber tenido la oportunidad de vivir en Argentina, Oriana y su esposa están ayudando a otros venezolanos a hacer la mudanza.

 

 

"Como inmigrante, cada día es un desafío. Hay nuevas culturas y formas de expresarte que necesitas aprender. Por ejemplo, todos vivimos en América Latina y pensamos que por eso todo el mundo habla español. Pero tenemos diferencias, así que es muy difícil empezar de nuevo. Estás lejos de lo que sabes, y eso significa que tienes que crear una zona de confort todos los días".

 

En busca de una vida mejor, Oriana dice que no podría haber hecho el movimiento sin el apoyo de Siemens. "Hace años, si me hubieras preguntado si quería salir de mi país, respondería 'no'. Pero tuve esta oportunidad, así que la aproveché. Dije 'sí', iré a otro país porque necesito ayudar a mi familia y a mis amigos. Creo que Siemens es una empresa que aprecia a su gente como personas y quiere darles oportunidades positivas".

 

Hasta ahora, la fundación ha ayudado a 8.000 venezolanos y Oriana tiene la intención de cambiar la vida de más personas. Parte de ello implica colaborar con varias organizaciones, y Siemens ha participado activamente a lo largo de los años. Varios colegas de Oriana son voluntarios y la compañía se ha apresurado en donar artículos esenciales como alimentos y medicinas, así como computadoras portátiles.

 

Oriana espera que al tener el deseo de dar al otro algo, inspire a más personas y organizaciones a involucrarse. “Tenemos que estar agradecidos en la vida”, dice. "Tuve esta oportunidad de mudarme a Argentina y creo que es importante devolver ese tipo de beneficio en forma de algo que la gente necesita". 

 

 

Un lugar para ser quien quieras ser 

Oriana bromea que mientras la mayoría de la gente vive y trabaja en un día de 24 horas, su día tiene 26 horas. Además del trabajo y la fundación, también está estudiando para una maestría en marketing digital. Pero vale la pena estar ocupada - Oriana cree que su mudanza a Argentina marcó una oportunidad para vivir la vida que siempre había imaginado.

 

“Puedo expresar todo mi ser aquí. Apoyo la diversidad y tengo la oportunidad de ser yo misma. Mi novia se mudó a Argentina dos meses después que yo, y nos casamos en 2017. Creo que en Venezuela nunca hubiéramos podido hacerlo. Junto con nuestro perro, ahora somos una familia”, dice ella.

Oriana Méndez Torres vive en Buenos Aires con su esposa y su perro. Busca más información sobre cómo trabajar en Siemens.

Oriana es una de las muchas personas talentosas que trabajan con nosotros para hacer realidad lo que importa.