Estudio Industria 4.0

Estudio de la Competitividad de la Industria Española

Descubre las claves para aumentar la productividad y sostenibilidad de los sectores industriales.
¿Quieres leer el estudio completo?

Descarga el estudio

Estudio sobre las claves de la competitividad de la Industria española

La mejora de la competitividad de la industria española podría generar un crecimiento adicional del PIB del 2,3%. Así se desprende del informe Claves de la competitividad de la industria española, elaborado por PwC con el patrocinio de Siemens. Para hacer realidad este aumento, sería necesario incrementar la productividad por empleado e impulsar la inversión en I+D, lo que se traduciría en aumentos de la actividad del 1,13% y 1,17% respectivamente. Pero si, además, la industria fuera capaz de aumentar el tamaño medio de sus empresas y España como país de mejorar factores como la calidad de la educación o la carga administrativa, esta aportación al crecimiento económico sería mucho mayor.

La industria española aportó en torno al 10% del PIB español en 2011

Además la industria española –excluyendo el sector de energía- generó 1,8 millones de empleos. Adicionalmente, existe una aportación indirecta, por el efecto arrastre en la cadena de valor que conforman las empresas que proveen a la industria con los bienes y servicios necesarios para su actividad. Y, además, existe una aportación inducida, asociada a la riqueza de los hogares cuya renta depende del empleo generado directa e indirectamente por la industria, y al consumo de bienes y servicio producidos por distintos sectores de la economía que éstos realizan.

 

Si deseas saber más:

"La productividad por empleado de la industria española se sitúa un 34,1% por debajo de la media europea"

El estudio remarca una gran cantidad de datos relevantes para cualquier compañía de la industria española, y cómo las mejoras que se proponen implementar generarían un crecimiento muy importante tanto para las empresa, como para el país en general. 

 

En la actualidad, la productividad por empleado de la industria española -no incluye el sector de energía- se sitúa un 34,1% por debajo de la media europea, según datos de Eurostat. Si estimamos que un diferencial del 10% supone una aportación al crecimiento del 0,33%, y si la industria española fuera capaz de situar la productividad por empleado y la inversión en I+D en la media europea, el PIB nacional aumentaría un 1,13% y un 1,17% respectivamente.

 

Si deseas saber más: