Humanos y gemelos digitales; un mismo equipo

¿Puedes operar un sistema digital complejo sin verte invadido por una avalancha masiva de información? Sí, si la interacción entre humanos y el mundo digital se basa en una buena experiencia de usuario.

El gemelo digital es una poderosa herramienta para trabajar con sistemas complejos e inteligentes sin los cuales la digitalización apenas puede funcionar. Su fortaleza es que puede representar digitalmente plantas de fabricación completas, complejos de edificios y fábricas en toda su complejidad y simular su comportamiento. Por ejemplo, como modelo de simulación, el gemelo digital permite simular virtualmente nuevas ideas en diferentes condiciones marco antes de que se implementen en la realidad. O se puede utilizar para observar el comportamiento del sistema en situaciones anteriores con el fin de probar posibles acciones. Todo esto hace que el gemelo digital sea la interfaz de usuario ideal, no solo para operar el sistema, sino también para análisis y conceptualizaciones.

 

En el caso de las redes eléctricas, los gemelos digitales modelan todos los mecanismos de la red, desde la generación y distribución hasta el consumo de electricidad. Una forma en que los operadores de la red la utilizan hoy en día es para simular escenarios de futuras demandas en la red eléctrica. En el futuro, estos gemelos digitales podrían convertirse en un espacio virtual donde las partes interesadas, o mejor dicho, sus avatares, podrían reunirse, planificar y procesar sus transacciones mientras se hacen completamente transparentes los efectos de estas transacciones en la red.

Una buena UX: no más simple, pero más experimentable

Los humanos y los gemelos digitales no pueden explotar completamente su potencial compartido si se encuentran en una situación en la que las personas se sienten impotentes frente a una herramienta poderosa, a pesar de su gigantesca riqueza de datos. “La gente se frustra al trabajar con un sistema complejo cuando se sienten humillados y sobrecargados al mismo tiempo”, dice Axel Platz, diseñador de Siemens Technology. “Los mejores resultados se logran solo cuando las personas mantienen el control sobre su trabajo con el gemelo digital y los dos se complementan entre sí”.

 

La clave es una buena experiencia de usuario. Las visualizaciones juegan el papel más importante, según Axel Platz: “La visión es el canal dominante en el cerebro humano”. No se trata explícitamente de representaciones simplificadas y fáciles de entender. Por el contrario, se trata de presentar el sistema en toda su complejidad, sin nada oculto, de manera que sea fácil para las personas orientarse. “Las personas no necesariamente necesitan una reducción de las cosas que ven, pero necesitan transparencia sobre la complejidad para que entiendan lo que ven”, dice Axel Platz. “Piense en los juegos de computadora: las cosas no se simplifican, son más ricas y experimentables”.

 

El aspecto real de estas visualizaciones depende de la tarea específica. La atención se centra en la necesidad de las personas de que las cosas con las que se enfrentan tengan un significado para ellas. La forma en que se visualiza una cosa también determina la forma en que los usuarios la comprenden. Entonces, el punto no es solo modelar el gemelo digital, sino también anticipar cómo se verá una situación que se presenta de cierta manera. Entonces, la experiencia del usuario es algo nebulosa: depende de la situación, el contexto y los propios usuarios. Una buena y significativa UX debe reflejar las cosas que son significativas para las personas en términos de su situación laboral y la naturaleza exacta de esa importancia. En última instancia, el diseño de UX no modela un sistema, sino que apunta a la actividad en sí misma y la modela de manera óptima para el usuario.

Una buena UX le da a las cosas el significado correcto

Esto queda claro si tomamos el ejemplo de un proyecto de taller de pintura en el que participó Axel Platz. Se trataba de suspender carrocerías de vehículos en el taller de pintura de una planta automotriz. El posicionamiento correcto es fundamental para los robots de pintura, y la empresa estaba buscando una solución que señalara las desviaciones inminentes con anticipación de tal manera que el personal pudiera ver si necesitaban intervenir. "Paradójicamente, había videos extensos disponibles de producción junto con innumerables evaluaciones en forma de diagramas", recuerda Axel Platz, "pero los usuarios decían: 'No vemos nada'". El enfoque de la experiencia del usuario: primero comprender la tarea en sí y luego encontrar una forma apropiadamente significativa para representarla. Resultó que los empleados estaban encontrando fallas al realizar una especie de trabajo de detective basado en su experiencia. Examinaron combinaciones específicas de variables influyentes en la simulación digital. La forma significativa fue la que implementó este trabajo de detective de una manera que les permitió determinar de un vistazo qué combinaciones se mueven de manera similar. Estos son los signos que permiten a los empleados hacer una determinación informada de la causa de la falla. “De eso se trata exactamente”, dice Axel Platz, “buen UX que ayuda a las personas a tener control sobre su trabajo”.

Una invitación al mundo digital

Las formas en que se puede implementar una buena UX para una aplicación específica son prácticamente ilimitadas. En el futuro, los gemelos digitales no necesariamente tendrán que comunicarse con los humanos a través de representaciones técnicas como dibujos, diagramas o figuras CAD. En cambio, se invitará a las personas a ingresar a un mundo digital, en la línea de "entrar en Internet". Tal vez el trabajo se sienta más como un juego de computadora. Independientemente de cómo tratemos las imágenes virtuales en el futuro, lo importante es el sentido de propósito y el significado que experimentamos a través de una buena UX. Si las personas sienten que tienen el control en sus tratos con un sistema complejo, utilizarán el sistema de manera rentable. Si se sienten inseguros, evitarán lidiar con eso. Esto también ilustra cuán importante es una buena UX para una empresa, porque la misma sensación de control influye significativamente en la medida en que una máquina, un sistema o una fábrica completa contribuye al éxito de una empresa, ya sea nuestra empresa o la de nuestros clientes.

Christine Rüth, julio 2022