Power-to-X: el camino hacia un futuro sin CO2

El uso de energía renovable para descarbonizar la energía en todos los sectores libera un enorme potencial ambiental y comercial, afirma un artículo técnico de Siemens publicado recientemente.

El mundo se esfuerza por encontrar soluciones para mitigar el calentamiento global. El uso de energía renovable del sector eléctrico para reducir las emisiones en todos los sectores es la clave para descarbonizar la economía mundial y abre modelos comerciales completamente nuevos para los proveedores de energía.

 

Por Marc Engelhardt

La crisis climática es palpable. La presión política para descarbonizar continúa aumentando en los países industrializados y frenar el efecto invernadero se ha convertido en un factor decisivo para las políticas energéticas en todo el mundo. El Acuerdo de París de 2015 que requiere cero emisiones netas para 2030 a 2050 ha sido firmado por 174 países, y ya la proporción de electricidad de fuentes renovables ha aumentado al 25 por ciento en todo el mundo. Pero la pregunta sigue siendo: ¿Cómo podemos reducir el 60 por ciento de las emisiones de carbono fuera del sector eléctrico?

Descarga el nuevo artículo técnico de Siemens sobre Power-to-X

El hidrógeno verde o “e-hidrógeno” es la clave para un futuro libre de carbono. Encuentra todo lo que necesitas saber sobre las últimas soluciones Power-to-X y casos de uso para industrias, empresas de servicios públicos y desarrolladores de proyectos, con excelentes ejemplos de cómo funciona.

Caminos hacia un mundo libre de carbono

La respuesta a esta pregunta es Power-to-X. Permite la conversión de energía renovable en hidrógeno verde o e-hidrógeno, y combustibles electrónicos sintéticos, lo que permite acoplar y alimentar otros sectores como la industria, la calefacción y la movilidad con un suministro de energía sostenible. Power-to-X libera un enorme potencial ambiental y comercial. El hidrógeno verde se puede usar para proporcionar calor a aplicaciones industriales o residenciales, o para impulsar vehículos que funcionan con celdas de combustible. Y se puede volver a electrificar según sea necesario cuando hay una falta de energía renovable en la red, utilizando así la red de gas como una batería gigante de almacenamiento a largo plazo.

 


El e-Hidrógeno también es la base para nuevas síntesis en e-Amoníaco libre de carbono y, al reutilizar CO2, en e-Hidrocarburos o e-Metanol neutros en carbono, ayudando a descarbonizar toda la economía. Los camiones y barcos funcionarán con e-Fuels, e incluso los aviones estarán equipados con e-Jet Fuel. El E-Amoníaco es materia prima para fertilizantes, el e-metanol también es un químico base ampliamente utilizado. Y debido a que el Power-to-X puede usar la estructura existente para combustibles fósiles sin apenas adaptaciones, la gran velocidad de cambio no tiene precedentes.

El negocio crucial de la descarbonización profunda

Power-to-X es esencial para tener éxito en el nuevo panorama energético. Los casos de uso para la industria y los servicios públicos son múltiples, y las soluciones de paquetes ofrecidas por Siemens hacen que sea fácil para todos alcanzar el máximo potencial. Si desea saber en detalle cómo funciona la descarbonización profunda, qué oportunidades ofrecen los e-Fuels y cómo se pueden realizar, y sobre todo: qué puede hacer usted, entonces el artículo técnico de Siemens sobre Power-to-X es una lectura obligada.

 

2019-08-13

 

Marc Engelhardt es un periodista independiente con sede en Ginebra, Suiza.

 

Créditos combinados de imágenes y videos: imágenes de Getty, Medien-Design independiente